Bonjour, pouvez-vous corriger mon devoir et m'aider pour les questions que je n'ai pas su faire s'il vous plaît, merci d'avance de tout aide




Tenía idealizada la figura del escritor

La narradora habla de su relación con la literatura.

Asistí a unas charlas sobre literatura. Iba siempre en compañía de Antonia,
que era la que me informaba sobre las características del orador:
si era un novelista, un poeta, un profesor, si de él podía esperarse una
intervención amena y brillante. Las charlas solían tener lugar en cajas
de ahorros y colegios mayores, y el momento clave venía al principio,
cuando el conferenciante recorría el pasillo precedido por el presentador,
subía con mayor o menor desenvoltura los escalones del estrado y
ocupaba su asiento ante el botellín de agua y el micrófono. En realidad,
de aquellos hombres y mujeres me interesaban menos las palabras que
el aspecto, menos las ideas que la forma de comportarse. Tenía idealizada
la figura del escritor. Pensaba que los escritores eran unos seres
instalados en un nivel superior de la existencia, personas que tenían
respuestas para todo y a las que me habría gustado poder acceder para
contrastar mis inquietudes y pedir consejo. Si un escritor no sabía orientarse
en el laberinto de la vida, ¿quién entonces? Por eso ese primer
minuto era tan importante: porque en él debía descubrir los rasgos4 que
revelan su genio. Estaba segura de que, si alguna vez me hubiera cruzado
por la calle con un escritor de los que yo admiraba, con Pasternak5
o con Hemingway6, una simple ojeada me habría bastado para percibir
su superioridad, una superioridad que procedía de la experiencia del
dolor y de la habilidad para convertir esa experiencia en arte.
Con aquellos escritores de la caja de ahorros ese primer vistazo resultaba
siempre decepcionante, y sus palabras no hacían otra cosa que
confirmarlo. Los encontraba humanos, demasiado humanos: pequeños,
miserables. Mencionaban títulos de libros desconocidos dando por supuesto que todos los habíamos leído, y de vez en cuando descalificaban
a algún que otro autor clásico para darse importancia y situarse
por encima. Con sus barbitas recortadas y sus gafas de concha tenían
algo de impostores, de charlatanes (…) No, seguro que ni Pasternak ni
Hemingway eran así. Me volvía hacia Antonia y le decía al oído: “A éste
tampoco me apetece leerle.” Y ella me lo reprochaba en un susurro:
“¡Mujer, cómo eres!” Antonia era de las que luego, cuando acababa la
charla, se acercaban con su ejemplar y hacían cola para conseguir una
dedicatoria. Yo la esperaba a la salida. Ella se reunía conmigo al cabo de
unos minutos. Llevaba el libro como las colegialas llevan sus carpetas,
apretado contra el pecho.

Ignacio Martínez de Pisón, El tiempo de las mujeres, 2003

Questions :

1) Identifica a los dos personajes del texto e indica cuál es la relación que las unía y qué actividad compartían.

Los dos personajes del texto son la narador y antonia. Son amigos y participan juntos a unas charlas sobre literatura.


2)Para la narradora, ¿qué momento de la charla era el más intenso de las charlas? ¿Por qué? Apunta dos frases del texto.

Para la narradora, el momento de la charla era el más intenso es el primer minuto : '' Por eso ese primer minuto era tan importante: porque en él debía descubrir los rasgos que revelan su genio''


3)Cita una frase del texto que muestra que a la narradora no le interesaba realmente el discurso de los escritores.

La frase del texto que muestra que a la narradora no le interesaba realmente el discurso de los escritores es '' En realidad, de aquellos hombres y mujeres me interesaban menos las palabras que el aspecto, menos las ideas que la forma de comportarse.''



4) Apunta dos frases que muestran que la narradora « tenía idealizada la figura del escritor».
Je ne sais pas


5) La narradora asistió a unas conferencias dadas por Pasternak y Hemingway. ❒ Verdadero / ❒ Falso
Justifica tu respuesta a partir del texto.

La narradora asistió a unas conferencias dadas por Pasternak y Hemingway : Falso, '' Estaba segura de que, si alguna vez me hubiera cruzado por la calle con un escritor de los que yo admiraba, con Pasternak o con Hemingway.



6) ¿Por qué no le gustaban a la narradora los autores que veía en las charlas? Apóyate por lo menos en dos elementos del texto.
Je ne sais pas


7) Explica por qué, al final de las charlas, los dos personajes no reaccionaban de la misma
manera.
Je ne sais pas



















1

Réponses

2014-03-15T19:19:05+01:00
1) Los personajes son la narradora y Antonia. Las son van juntas a unas charlas sobre la literatura. Al parecer parecen ser buenas amigas y dedican una verdadera pasiOn a la literatura.

2) Para la narradora, el momento de la charla más intenso es el primer minuto : '' Por eso ese primer minuto era tan importante: porque en él debía descubrir los rasgos que revelan su genio''

3) ça me parait bien :)

4)Pensaba que los escritores eran unos seres
instalados en un nivel superior de la existencia, personas que tenían
respuestas para todo y a las que me habría gustado poder acceder para
contrastar mis inquietudes y pedir consejo.

Estaba segura de que, si alguna vez me hubiera cruzado
por la calle con un escritor de los que yo admiraba, con Pasternak5
o con Hemingway6, una simple ojeada me habría bastado para percibir
su superioridad, una superioridad que procedía de la experiencia del
dolor y de la habilidad para convertir esa experiencia en arte.
Pour moi, ces deux phrases insistent sur le fait que la narratrice voit en les auteurs des êtres supérieurs dotés d'une intelligence quasi inégalable.
5) je pense que c'est juste
6)
La partie extraite de ton texte, ci-dessous, te donne les éléments pour répondre.

Con aquellos escritores de la caja de ahorros ese primer vistazo resultaba
siempre decepcionante, y sus palabras no hacían otra cosa que
confirmarlo. Los encontraba humanos, demasiado humanos: pequeños,
miserables. Mencionaban títulos de libros desconocidos dando por supuesto que todos los habíamos leído, y de vez en cuando descalificaban
a algún que otro autor clásico para darse importancia y situarse
por encima. Con sus barbitas recortadas y sus gafas de concha tenían
algo de impostores, de charlatanes (…)

Idée de réponse : la narradora les encuentra decepcionantes porque a ella les parece demasiados humanos y de hecho utilisa como expresion para nombrarlos "pequeños,
miserables"
Ademas, segun ella mencionan "titulos de libros desconocidos" en vez de hablar de autores y libros famosas asi que tiene la impresion de que son "impostores, de charlatanes "
7) Eso creo que se debe a la subjectividad de cada una. Cada una tiene sus propios sentimientos, maneras diferentes de percibir y sentir las cosas. Los seres humanos no son maquinas, son muchos mas complicados actuan con respectos a sus pasiones, a sus sentimientos, a su educaciones. Asi que la una como la otra con respecto a su esencia original no pueden ver las cosas exactamente de la misma manera. Lo que le gusta a una no le va a gustar a la otra. Esto permite a los seres humanos de diferenciarse de las otras especies. Je suis peut-être partie un peu trop loin. Inspire toi mais ne mets peut-être pas tout ça :)
Bonne chance